Reimplantes y revascularizacionesCuando una parte de un miembro es amputado o sus vasos sanguíneos son interrumpidos es preciso restaurar la vascularización mediante el reimplante o revascularización, respectivamente.

En las amputaciones de los dedos las indicaciones de reimplantar son cuando afecta el pulgar, múltiples dedos o un único dedo con lesión distal a la articulación interfalángica distal.

En las amputaciones más proximales, de mano o pie hacia la raíz de la extremidad, si las condiciones de los tejidos lo permiten, el reimplante está indicado. Los resultados del reimplante serán mejor que los del uso de una prótesis tras la amputación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.