Rotura del fibrocartílago triangular (FCT)

¿QUÉ ES EL FIBROCARTÍLAGO TRIANGULAR?

El fibrocartílago triangular (FCT) es una estructura localizada en la cara cubital de la muñeca. Realmente es un complejo de estructuras que funcionan como estabilizadoras de la articulación existente entre el cúbito y el radio. Tiene forma triangular, de ahí su nombre, y se inserta en la fosa sigmoidea del radio y en la fóvea de la cabeza del cúbito. Amortigua la carga entre el cúbito distal y el resto de los huesos del carpo. Consta del fibrocartílago triangular propiamente dicho, los ligamentos radiocubitales palmar y dorsal, el menisco homólogo, el ligamento colateral cubital y el suelo de la vaina del tendón extensor cubital del carpo.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS QUE PROVOCAN SU LESIÓN?

La historia típica de una rotura aguda del FCT implica una caída sobre la mano extendida. Otro de las causas más frecuentes de rotura de esta estructura son los giros bruscos de muñeca. En fracturas de radio distal puede existir una lesión del FCT en un 60% de los casos. El otro gran grupo de roturas de FCT son las roturas degenerativas que a menudo son asintomáticas.

¿CUÁL ES LA INCIDENCIA DE ESTE TIPO DE LESIONES?

La incidencia de roturas asintomáticas del CFCT aumenta con la edad.  En pacientes menores de 20 años es una patología muy rara que va aumentando hasta el 55% en pacientes mayores de 60 años.

¿QUÉ SIGNOS Y SINTOMAS APARECEN?

El paciente que acude a la consulta presenta inflamación y dolor en el lado cubital de la muñeca, que a menudo irradia hacia el dorso y que aumenta al agarrar objetos y al intentar levantarse apoyando la mano. El dolor por giros repetitivos de muñeca también es muy común. Puede aparecer una sensación de clic con los giros de muñeca. Los pacientes también pueden quejarse de pérdida de fuerza generalizada, con y sin carga de la muñeca.

¿QUÉ TRATAMIENTOS EXISTEN?

El tratamiento adecuado de las lesiones del CFCT depende del tipo de lesión y la estabilidad de la articulación entre el cúbito y el radio. Si la historia y los hallazgos del examen físico de un paciente coinciden con una lesión del FCT, pero el paciente tiene radiografías normales y estabilidad clínica, la inmovilización con un yeso largo y una ortesis durante 4 a 5 semanas es normalmente satisfactoria. Otras medidas no quirúrgicas incluyen infiltraciones de corticosteroides y administración de AINES. Si el paciente sigue teniendo dolor después del tratamiento conservador o presenta inestabilidad radiológica o clínica, debe considerarse la evaluación y reparación artroscópica. Las lesiones del FCT se pueden dividir en desinserciones radiales o cubitales. Las roturas degenerativas centrales son también susceptibles de desbridamiento quirúrgico.

Las roturas reparables del FCT como las roturas periféricas o desinserciones radiales y foveales, cicatrizan excepcionalmente bien debido a su excelente aporte sanguíneo. Las roturas no reparables del FCT como las roturas degenerativas centrales y la roturas radiales centrales normalmente no se pueden reparar pero pueden desbridarse para eliminar la clínica dolorosa.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO MÁS ADECUADO?

Actualmente se acepta que el mejor tratamiento para las lesiones del FCT es la reparación por vía artroscópica. Las ventajas de la utilización del artroscopio en estas reparaciones son numerosas, ya que nos proporciona una visión directa de la lesión y de la reparación que realicemos sin tener que practicar grandes incisiones. Sin embargo, como contrapunto, son técnicas que requieren una amplia experiencia y una curva de aprendizaje para poder llevarlas a cabo satisfactoriamente.

En la Unidad de cirugía de mano y miembro superior realizamos este tipo de técnicas de forma artroscópica para conseguir un resultado funcional adecuado para el paciente.