Lesiones de tendones de la mano

Lesiones tendinosas de la mano

Lesiones de tendones de la mano

La mano es la herramienta fundamental para realizar cualquier actividad de nuestra vida diaria. Nos permite coger objetos, manejarlos, manipularlos, nos ayuda a nuestra comunicación y a relacionarlos con nuestro entorno. Cualquier lesión que se produzca en la mano va a conllevar un déficit funcional importante alterando nuestro día a día.

Cada dedo de la mano posee dos tipos de tendones: los tendones de los músculos extensores de los dedos y los tendones de los músculos flexores. Toda lesión que se produzca en la mano precisa una exploración muy cuidadosa ya que es muy frecuente que cualquier mínima lesión, ya sea una herida incisa o un traumatismo, lleve asociada una lesión en los tendones debido a que se encuentran en zonas muy expuestas y poco protegidas. En muchas ocasiones es necesario realizar una exploración quirúrgica con el fin de descartar dichas lesiones o de tratarlas adecuadamente en caso de que se produzcan.

Lesiones de tendones de la mano

La reparación de las lesiones tendinosas requiere de un conocimiento preciso de su anatomía y de una técnica depurada ya que las consecuencias de una lesión que pasa inadvertida o es mal reparada, puede llevar a la pérdida parcial o total de la función del dedo. En el tratamiento de las lesiones tendinosas se han de tener en cuenta una serie de factores como la edad del paciente, el estado general, el tipo de herida, tiempo transcurrido desde la lesión, estado de los tejidos vecinos (nervios, vasos sanguíneos o fracturas), la zona lesionada y número de tendones seccionados y la ocupación del paciente.

Existen también lesiones debidas a la inflamación de un tendón o grupo de tendones que discurren a través de túneles óseos o fibrosos en los que el tratamiento no consiste en reparar el tendón si no en liberarlo de la compresión producida a su paso por los mencionados túneles.

El cirujano de mano está acostumbrado a tratar con este tipo de lesiones y es el profesional más adecuado para poder dar consejo y valorar las expectativas del tratamiento, así como para realizar la o las técnicas necesarias en cada caso.

Junto al trabajo del cirujano de mano es igual o incluso más importante la rehabilitación tras la cirugía y la implicación del paciente en dicha rehabilitación ya que una técnica quirúrgica bien realizada puede llegar a dar un resultado poco satisfactorio si no se realiza un trabajo de fisioterapia adecuado durante la recuperación postoperatoria.