MANEJO CONSERVADOR NEUROPATIA COMPRESIVA DEL NERVIO CUBITAL

“Doctor/a se me duermen el 4º y 5º dedos de la mano”.

Dra. Guisasola (Rehabilitadora especialista en patología del miembro superior)

El nervio cubital nace de las raíces nerviosas C8 y T1 en la parte baja del cuello, desciende por la axila, pasa por delante del músculo subescapular, baja por la cara interna del brazo, atravesando el canal epitrocleo-olecraniano del codo y llega hasta la mano.

¿Qué función tiene el nervio cubital?

Juega un papel importante en actividades que implican destreza de la mano y empuñadura , ya que interviene en la flexión de la muñeca y del 4º y 5º dedo, separación y aproximación de los dedos incluidos el pulgar y el meñique. Al mismo tiempo nos proporciona la sensibilidad del 5º y mitad del 4º dedo.

¿Es frecuente este tipo de atrapamiento nervioso?

Después del síndrome de túnel de carpo (atrapamiento del nervio Mediano en la muñeca), la neuropatía compresiva del nervio Cubital en el codo es la segunda causa más frecuente de atrapamiento nervioso en el miembro superior.

¿Qué síntomas nos pueden indicar que estamos ante la presencia de este síndrome?

A diferencia del síndrome del túnel carpiano, no suele cursar con dolor. Frecuentemente debuta con adormecimiento (parestesias) del dedo meñique y mitad del 4º dedo. Habitualmente el paciente suele dejar pasar esta sintomatología y acude al especialista cuando ya se aprecia atrofia en la musculatura de la mano. También hay signos específicos que indican el avance de la lesión tales como la imposibilidad de aproximar el 5º dedo o de sujetar una hoja de papel entre el pliegue del 1er y 2º dedos (signo de Froment).

¿Cuáles suelen ser sus causas más frecuentes?

La causa más frecuente de lesión del nervio cubital por compresión suele ser por actividades que implican mantener el codo en flexión continuada (esto va a provocar un aumento de presión y/o estrechamiento del canal por donde transcurre). Los apoyos prolongados en flexión (encamamientos prolongados, intervenciones quirúrgicas etc…) también pueden producir una compresión del nervio cubital a nivel del codo. Tras fracturas de codo, también se producen lesiones del nervio cubital, esta vez más que por compresión por tracción, al provocarse un estiramiento del nervio más allá de lo posible durante la flexión.

¿Cómo tratar estos pacientes en los estadios iniciales en los que no se plantea todavía la intervención quirúrgica?

El tratamiento inicial se divide en tres pilares básicos:

1. Educación del paciente: Será muy importante hacerle entender al paciente lo que le pasa y porqué le pasa y a continuación darle una serie de instrucciones a llevar a cabo. El profesional médico deberá revisar y vigilar su cumplimiento en visitas sucesivas. Entre las indicaciones básicas se encuentran:

  • Evitar el mecanismo que provoca la compresión: evitar acciones que provoquen el apoyo continuado sobre el codo o la flexión prolongada del mismo (posiciones correctas frente al ordenador, realizar descansos y pequeños estiramientos cada hora y media en el trabajo…, evitar el uso telefónico prolongado con el codo en flexión, potenciar el uso de audífonos… etc.).
  • Evitar mecanismos repetitivos de flexo-extensión continuada.
  • Instruir sobre la postura correcta al dormir evitando la hiperflexión del codo.

2. Prescribir el uso de férula nocturna: deberá tener una flexión entre 40º y 50º de flexión que es en la que el nervio cubital presenta la menor tensión. De esa manera conseguiremos disminuir la presión intra y extraneural. Será imprescindible que vaya bien almohadillada por dentro.

3. Fisioterapia :

  • ¿Frío o calor?: Se ha comprobado que el calor aumenta la velocidad de conducción nerviosa. En domicilio se recomendará el uso de calor seco tipo almohadilla eléctrica y en sesiones de fisioterapia utilizaremos la termoterapia superficial tipo infrarrojos, hidrocollator.. etc.
  • Las corriente que se ha comprobado que son más beneficiosas en este tipo de patología son las corrientes interferenciales de mediana frecuencia pues mejoran la transmisión nerviosa estimulando las fibras de mielina (mejor que el TENS, indicado en dolores agudos y postquirúrgicos).
  • Ejercicios: 3 tipos:
    • Ejercicios que consigan un buen equilibrio muscular entre musculatura flexora y extensora de codo (bíceps/ tríceps) .
    • Ejercicios destinados a evitar la atrofia de la musculatura inervada por el nervio cubital: ejercicios de separación y aproximación de dedos y de empuñadura.
    • Neurodinamia del nervio cubital: ejercicios de movilización y deslizamiento del nervio cubital pero evitando su estiramiento excesivo que puede ser contraproducente. La técnica es la siguiente: flexión y lateralización contralateral del cuello, descenso del hombro del lado afecto, rotación externa de hombro y abducción (separación) de 90º, flexión de codo, pronación de antebrazo y extensión de muñeca y dedos. Sesiones de 10 repeticiones con mantenimiento de unos 4 segundos. Es importante indicarle al paciente que no debe sentir ni dolor ni adormecimiento.

Si con estas medidas no conseguimos mejorar la clínica o incluso progresa, habrá que valorar la descompresión quirúrgica del nervio. Es muy importante derivar a un especialista con experiencia en este tipo de patologías y destacar la posibilidad de la descompresión endoscópica como técnica de gran efectividad, con un menor número de complicaciones y con una recuperación más precoz que la cirugía abierta. http://cirugiamanovalencia.com/patologias-tratadas/sindrome-del-tunel-cubital/

Dejar una Respuesta

Tu dirección de email no será publicada.